No sin mi bot

Cuando el 1950 Turing ideó su famoso test, seguramente no se imaginaba, o quizás sí, que él era un genio y, por lo tanto, se merece el beneficio de la duda, a dónde llegarían las máquinas en esto del “arte de la conversación”. Quizás aun no sean las mejores “conversadoras”, ni nos sorprendan con grandes Leer másNo sin mi bot[…]