Sony VS Apple: La introducción

¡Hola! Soy Carmen Inés «Carmín» Estrella, Chief Comunications Officer de Apryme.

Aprovechando los acontecimientos que se producirán mañana, tanto por parte de Sony Corporation como por parte de Apple Inc. que han decidido presentar sus nuevos productos el mismo día, presuponemos que para competir el uno contra el otro. Por nuestra parte aprovecharemos para analizar tanto sus estrategias de marketing, como el manejo de la información que han llevado a cabo hasta el momento, para al final decidir quién es el campeón de la noche.  Pero esta guerra no se gana solo en un día. De modo que nos remontaremos a los comienzos cuando ambas compañías publicaron sus anuncios sobre estos productos.

640w

Comencemos con Apple. Mañana Apple querrá vendernos su séptima edición de Iphone y probablemente, algunas otras novedades que se guarde bajo la manga. Pero lo que nos importa a nosotros es qué ha hecho Apple para captar la atención sobre el evento que celebrará mañana. La primera noticia oficial por parte de Apple sobre este evento fue el 23 de julio de este año, aunque tampoco nos sorprendió, debido a que Apple suele sacar un nuevo modelo de Iphone anualmente. Uno de los grandes problemas que enfrentan las grandes compañías, conocedoras de la repercusión de sus noticias, es escoger el tiempo que debe pasar desde el anuncio oficial de su producto hasta la llegada del mismo, pues debe ser lo suficiente largo como para que se creen expectativas y rumores, pero no tanto como para que se pierda el interés y quede en el olvido. En este apartado Apple ha decidido dejar aproximadamente un mes y medio y durante este mes y medio se han generado toda clase de rumores y especulaciones respecto a su nuevo dispositivo; ¿Finalmente habrán cambiado el Jack 5.5 por el conector lightning? ¿Habrán reemplazado el botón home por un sensor táctil con vibración háptica? ¿Habrá nuevos colores para Iphone?…

La presencia de estos rumores nos indica que Apple ha sabido jugar bien sus cartas y que ha sabido gestionar muy bien la información dando la cantidad justa como para que la gente conozcan lo que van a presentar, pero la suficiente poca como para que se desaten toda clase de habladurías que atraen aún más la atención sobre su evento.

Para aquellos de vosotros que sintáis interés por la conferencia de Apple, aquí tenéis el enlace en que podréis ver el Keynote de Apple mañana a las 19:00 hora española:

http://www.apple.com/apple-events/september-2016/

sony-logo-4

Pasemos a ver que ha hecho Sony. La subsidiaria de Sony Corporation, Sony Interactive Entertainment, pretende vendernos un nuevo concepto de consola, una consola intergeneracional, es decir,  hace exactamente lo mismo que su versión anterior, pero mejor. O al menos eso fue lo que entendieron los usuarios tras la aparición a principios de año de los primeros rumores sobre su existencia. Esta falta de control de la información por parte de Sony dio lugar a un malentendido entre los usuarios que no terminaban de entender este nuevo concepto y presentían que no aportaba nada y por tanto era una estafa. Esto obligó a Sony a confirmar la existencia de la consola, que hasta entonces era solo un rumor, antes de lo que tenían previsto y explicaron algunas de sus funciones con la intención de calmar los ánimos. A pesar de este estrepitoso comienzo, Sony ha sabido recuperarse y ganarse de nuevo la confianza de sus usuarios explicando el concepto que querían vender, pero dejando incógnitas abiertas para animar a la gente a asistir a la presentación oficial de esta consola. Demostrando así una no tan buena capacidad para manejar la información como Apple, pero sí una gran capacidad de improvisación y de cómo reponerse frente a las adversidades.

Para los que tengáis interés en ver si Sony será capaz de reponerse del todo, aquí tenéis el enlace al streaming de su evento que será mañana a las 21:00 hora española.

http://live.playstation.com/

En el post de mañana veremos quién será el ganador de la noche y analizaremos también que han hecho las compañías en sus conferencias.

¡Espero veros mañana!