¡Bye bye papeleta! ¡Hello e-voting!

¿Es el comienzo del fin de los colegios electorales? El e-voting comienza a extenderse.

E- voting

Hace un par de semanas fui al cine a ver la película “El círculo”. En ella se retrata cómo una red social en concreto acaba por adueñarse de todas las facetas de la vida humana. Se exponía también, entre otras muchas, una idea simple e igualmente inquietante: votar única y obligatoriamente a través de esta red social. Esta propuesta, si bien algo descabellada, no deja de ser algo no tan lejano de la realidad.

Partiendo de esta premisa me puse a investigar y descubrí que el voto electrónico o e-voting ya se está utilizando en algunos países. Concretamente Estonia fue el primer país en introducir el voto por Internet como sistema de voto permanente y complementario allá en 2005 y desde entonces ha servido en 8 elecciones. El número de e-voters también ha aumentado y, si bien comenzó en un tímido 2%, en las últimas elecciones se situó en el 30%.

Y es que el e-voting parece el mecanismo más lógico de voto en la era digital. Sus ventajas son muchas: no hay necesidad de desplazarse al colegio electoral, se puede votar desde cualquier parte del mundo, atrae el voto de los jóvenes, es rápido y barato, etc. Y aunque pudiera parecer que pusiera en peligro la seguridad o la privacidad, utilizado con las tecnologías adecuadas puede tratarse del sistema más seguro.

Además de Estonia, otros 13 países utilizan el voto electrónico. Inglaterra es el próximo país (aún) europeo que se está planteando utilizar este sistema de voto en sus cercanas elecciones como sistema complementario al voto tradicional. Gracias a Dios esta realidad no es tan radical como la de la película pero su esencia comienza a calar.

¿Qué opinan ustedes? ¿Ejercerían su voto de forma electrónica? Puede que el voto presencial tenga los días contados y acabe convirtiéndose en una anécdota que contaremos a nuestros nietos.